jueves, 2 de agosto de 2007

SESIÓN XIX; 24. 07. 2007. Luis Alberto Acuña.

¿NUEVO CONTINENTE? ¿NUEVA ESTÉTICA?


Reposo. Luis Alberto Acuña. Terracota. 1949.


Los conquistadores españoles no llegaron a una tierra nueva, ésta venía existiendo desde las tundras mongolas de hace miles de años; la herencia lejana de estas llamadas nuevas tierras, se desperdiga prolijamente desde las nórdicas nieves de Alaska hasta Tierra del Fuego, dejando en su trasegar una riqueza étnica y cultural inimaginable, de la que Colombia rinde muy buena cuenta, a causa de su particular geografía, pues no por nada, la cordillera de Los Andes, al entrar en territorios nacionales, explota de vitalidad como cancerbero montañoso que reparte las bondades de todos los pisos climáticos en gran parte de la extensión nacional.

De estas particulares condiciones físicas y culturales, se nutre la imaginación e inspiración de Alberto Acuña, quien a fin de rendir merecida pleitesía de la verdadera novedad que ocultan los territorios hoy ocupados por el mestizaje de cinco siglos, recurre a nuevos cánones de las proporciones corporales y faciales para hablar de ese nuevo hombre, proyecto fallido del acontecer de los tiempos, que por azares cósmicos, ocupa las tierras de eso que se ha dado en llamar Colombia.

Sin embargo, la sombra del esteticismo se cierne sobre Acuña, sombra que maliciosamente recalcitra la endiosada Marta Traba, que a fin de solapar eficazmente la vida y obra de un hombre, se sienta sobre dicha sombra, obnubilando el resto de la constelación y el ideario de Acuña, quien sólo buscaba hablar de nuevas cosas, así fuera, presumiblemente, apelando al lugar común.

Rodolfo López

2 comentarios:

Juana Martina dijo...

Totalmente de acuerdo con usted.El maestro Luis Alberto Acuna fue realmente uno de los mejores artistas Colombianos(para mi el mejor) pese a las duras criticas de la endiosada Marta Traba como usted lo ha dicho.
Se resalta en el, la ardua tarea,hacia la busqueda de nuestro origen.
Muy buen articulo,siempre es bueno mirar hacia atras,en busqueda de los pasos perdidos...

Anónimo dijo...

De acuedo con ambos. No obstante, la lucha de Marta Traba no fue solo con él sino con toos los de la "generación Bachué", pues en su ibro Historia abierta del arte colombiano, hace un salto temporal como si en dicho periodo no hubiera sucedido nada.
No me gusta la estética lograda por estos autores, pero es innegable que son los únicos, aparte del actual Nadin Ospina, que han mirado el problema de la identidad.